El Microondas

ext_microondasMientras el microondas funciona diferentes ondas viajan y rebotan al interior del aparato y así provocan el aumento de la temperatura de los alimentos, pues aumenta el movimiento de las partículas.

Aun terminado el proceso de cocción estas ondas siguen rebotando por unos segundos, por lo que si se abre inmediatamente la puerta del mismo, se escapan del aparato y pueden irradiar a quien esta cerca. Estas exposiciones por un tiempo prolongado pueden tener repercusiones en la salud.

El consejo es que cuando termine el proceso de funcionamiento del microondas cuente hasta siete; además no abra el aparato ubicándose frente a él sino de forma lateral escudándose detrás de la puerta: esto puede minimizar la afectación.

No es recomendable poner estos aparatos altos -es decir a la altura de la cabeza-, pues cuando abre la puerta la radiación del aparato sale directo sobre ella.