La importancia de un buen dormir

Existen dos tipos básicos de de sueño: El profundo y el alerta.

 

Este último aunque parezca dormido, está en estado de vigilia y no logra reconstituir  al cuerpo y la mente.

El verdaderamente reparador es el profundo; este tiene unas necesidades muy particulares para lograrse:

El material de espaldar de ser de un material de temperatura constante y sin excesivas  formas ni vacíos (madera ,cuero, plástico) no se recomienda el metal y menos en climas fríos.

No debe existir espejos ni luces de todo tipo dentro de la habitación.

No dormir con la cabecera  orientada hacia el occidente.

No dormir sobre un cruce Hartmann, menos si toca la cabeza o el corazón.

No dormir con circuitos eléctricos cerca del corazón y la cabeza.

Preferiblemente dormir protegiendo la cabeza, que los muebles la rodean como si fuera un casco.

Los materiales de los cobertores y sabanas en solo algodón o seda ; No usar poliésteres.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>