¿Es posible una asesoría a larga distancia?

No, no es posible. Para llegar a determinar los aspectos que generen una relación armónica entre el entorno y sus usuarios es necesario ir al sitio, hacer trabajo de campo, medir, entender, sentir, palpar para más poder develar ese mapa oculto de energías, de flujos, de ondas que posteriormente va a convertirse en el entorno, en la vida de quienes lo frecuentan, por lo tanto, es atrevido por decirlo menos pretender hacer una asesora de lejos, sin ir al sitio.

Li-Ching Wang -www.geocities.com/fengshui_faqs/faqs1.html – para explicar la inexactitud de una asesora hecha “de lejos” cita el antiguo proverbio chino “los ciegos tocan un elefante”, por lo que cito dicho proverbio porque su respuesta me parece muy conveniente: Cuatro ciegos quieren conocer como es un elefante, entonces cada uno de ellos luego de tocarlo intenta convencer a los demás de su percepción: el primero lo describí como un abanico por que toco su oreja, el segundo lo describí como una gran columna porque rodeo una de sus patas con sus brazos, el tercero lo describí como una larga cuerda por que toco su cola y al cuarto le parece que era como una pared, por que toco su costado.

Un plano del sitio a asesorar solo es una herramienta de trabajo, con el, solo se aborda una perspectiva del espacio, pero no todas, por lo que trabajar solo sobre un plano sin ir al sitio y conocer los demás aspectos del mismo -vecinos, alturas, formas, etc. puede generar una visión distorsionada y por lo tanto una asesora mal hecha.